5ºA – 22/10/2019

Buenas tardes:

Hoy he pasado toda la mañana con el grupo, incluida la hora de música, en la que he sustituido a Doña Mariana, y el periodo del patio. Por eso, hemos podido aprovechar bastante el día, para corregir los ejercicios pendientes de matemáticas y adentrarnos en la siguiente unidad, así como, corregir los deberes pendientes de lengua y finalizar los contenidos del tema 3.

Para mañana, hay bastante tarea de matemáticas, lengua y Natural Science. Pese a ello, tened en cuenta que han tenido muchísimo tiempo para trabajar durante los distintos periodos, llegando a existir alumnos que han terminado la totalidad de la tarea a lo largo de las sesiones. Por lo tanto, si vuestro hijo o hija sigue teniendo una gran cantidad de ejercicios pendientes es porque durante la mañana ha preferido no trabajar en clase.

A última hora, me he visto obligado a suspender la clase de educación física por el nefasto comportamiento del grupo. Después de llamarles la atención a nivel general en dos ocasiones y tras castigar de manera individual a dos alumnos, el comportamiento ha seguido siendo tan malo que hemos subido a clase durante los últimos 15 minutos. Os aseguro, que pese a armarme de paciencia y pese a tener en cuenta que han pasado el recreo en clase, no me ha quedado otra opción. He insistido varias veces en que educación física es una asignatura en la que, por supuesto, debe haber comunicación y en la que pueden desahogarse. Otra cosa bien distinta es que estén permitidos los chillidos al nivel de los alcanzados esta mañana en clase. En matemáticas, les he entregado una copia con divisiones; les he pedido antes de gimnasia que para mañana hiciesen dos. Finalmente, dadas las circunstancias, tienen que hacerlas todas para mañana.

Recibid un cordial saludo,

Luis Felipe Delgado Reolid.