Jueves, 5 de diciembre de 2019

¡Buenas noches, familia!:

No son horas, pero no quería dejar de dedicaros un ratito para comentar cosillas… ¡Allá voy!:

¡Damos por finalizada la primera evaluación! Burocráticamente hablando, claro. Nos quedan muchas aventuras emocionantes por vivir hasta que lleguen las vacaciones de Navidad (muchas y muy intensas, ¡yuhuuu!), pero el lunes será la sesión de evaluación de lo trabajado hasta ahora. Así que toca hacer balance…

¿Recordáis las cualidades vikingas que nombramos en la primera reunión que tuvimos? Os refresco un poco la memoria…:

«Todo vikingo de tener ganas de:

– Descubrir nuevos horizontes.

– Afrontar retos.

– Trabajar y esforzarse.

– Compartir.

– Funcionar en equipo.

– Desarrollar su imaginación.

– De jugar.

Es decir, ¡GANAS DE DIVERTIRSE!

Además, necesitaremos:

– Valor.

– Constancia.

– Confianza en uno mismo.

– Sentido del humor.

– Espíritu aventurero».

Bueno, pues he de decir que mis chicos han hecho honor a su condición vikinga cada día durante estos tres meses. Se han esforzado, han errado, han aprendido de ello y, por tanto, han crecido interiormente (y físicamente, también, ¡que menudo estirón han pegado algunos!). Han perseverado para dar cada vez un pasito más adelante y han intentado dar lo mejor de sí mismos. Además, todo ello lo han hecho divirtiéndose y disfrutando, así que… mi explosión de orgullo y amor está más que justificada. :) :) :)

 

Ahora, os cuento otras cositas:

En sus mochilas llevan los libros de lengua y matemáticas terminados, a falta de las hojas tituladas «REPASO TRIMESTRAL», que ya os adelanto que serán los deberes de Navidad. Os ruego que no se pongan con ellas hasta que os cuente en la reunión del próximo día 17, por fa, así que reservadlas. 😉 Eso sí, que echadles un ojo para que corrijan si fuera necesario.

Esos dos libros deben quedarse ya en casa. La semana que viene os diré cuándo deben venir al cole los libros de lengua y mates correspondientes a la segunda evaluación, ¿vale?

Además, llevan los cuadernillos de lengua y mates como tarea para el puente. Deben acabar lo poco que queda de cada asignatura y traerlo el lunes al aula. Yo los devolveré corregidos y os diré cuándo los cambiaremos por los del segundo trimestre.

Resumiendo, que me enrollo y quiero que quede «clarinete»: los libros de lengua y mates se quedan en casa y los cuadernillos vuelven el lunes al cole. :)

 

Más cositas…

En sus carpetas viajeras llevan un ejercicio de Social Science que han hecho ellos solitos y del que la seño Carmen se siente muy orgullosa. Firmadlo, por fa, y el lunes se lo devolvemos.

Además, mis chicos del coro llevan una autorización para formalizar la participación en el coro del cole con información de sus distintos eventos (llevan agenda de ministro…¡ni la Pantoja!).

Es importante que me la traigan firmada el lunes, ya que la actuación del viernes que viene es en horario lectivo pero fuera del Centro y sin vuestro «autógrafo» no podemos sacarlos del cole.

 

Para terminar, os recuerdo que, durante la semana que viene, podéis traer el adorno casero para nuestro particular árbol de Navidad. ¡Manos a la obra, familia, que ya habéis demostrado que sois muy artistas! Además, ¿qué es un puente sin gomaeva, pintura y brillibrilli por toda la casa? ¡ANIMAOS A A PARTICIPAR! 😉

 

Nada más por hoy. Disfrutad del puente (los que lo tengáis 😉 ) y de mis chicos, que salen con ganas de jugar, correr, saltar, chillar y descubrir…

¡Nos vemos el lunes!

Besitos a todos,

Teacher Laura.