Viernes, 2 de diciembre de 2016

¡Buenos días, familias!:

Hoy ha sido un día muy importante en la vida académica de nuestros pollitos: ¡han aprendido a restar LLEVANDO!

Tengo que decir que como son listos, relistos, requetelistos, ¡lo han pillado fenomenal! De todos modos, os dejo una guía para que podáis echarles una mano en casa, porque es un proceso algo complicado para ellos y de un día para otro se les suele olvidar. Así podremos ir todos en la misma línea:

Como sabéis, diferenciamos las unidades y las decenas en azul y rojo respectivamente (visualmente les resulta más fácil reconocer cada cosa). Bien, vamos con
“la chicha” con un ejemplo concreto:

img_9795

 

A las unidades del minuendo (3) es imposible restarle las del sustraendo (8). ¿Cómo lo solucionamos? ¡Prestándole UNA DECENA! (es importante insistir en el término “decena”), así que el 3 por arte de magia se convierte en un 13 y ya podemos restar las unidades.

Como es de bien nacido ser agradecido, debemos devolver la decena prestada pero, ¿a quién? ¡al más pequeño! Por lo que sumamos UNA DECENA a las 5 que ya teníamos y procedemos a restar.

¡Tachán!

Así se lo he explicado a los pollitos y lo han comprendido muy rápido. Os pido que insistáis en que escriban con color rojo las decenas que prestan y devuelven, ya que así les llamará más la atención y se equivocarán menos. Estoy segura que dentro de nada no nos hará falta escribirlo y el proceso será mental, pero por ahora me gustaría que TODOS lo escribieran hasta que lo automaticen.

Ante cualquier duda que os surja, poneos en contacto conmigo.

¡Feliz fin de semana a todos!

Besetes,

Teacher Laura.