Viernes, 13 de septiembre de 2019

¡Hola, familias!:

Primera semana juntos, ¡finiquitada! Y yo no puedo estar más contenta… :) 

Los críos me van contando cositas, pero sois vosotros los que mejor podéis trasmitirme qué sensaciones tienen nuestros vikingos y, por qué no, me encantaría conocer también las vuestras…

Venga, entro en materia y os cuento cosillas:

Van para casa unos ejercicios sencillitos (mucho,  mucho) de mates que hemos hecho en clase. Ellos están muy orgullosos de cómo han trabajado, así que dadles la enhorabuena por el esfuerzo, ¡que lo merecen! Y guardad la hoja en casa, por fa.

Esa ficha entra dentro de la evaluación inicial que realizamos los primeros días y, entre otras cosas, me sirve para ver si el verano ha hecho mella o no… Je, je, je. Tengo que decir que la mayoría vuelve con las pilas puestas tanto en lengua como en mates, así que pronto podremos empezar a complicar un poquito. 

A ellos les sirve para empezar a manejar tiempos. Aunque tengo algún “Speedy González” y unos poquitos a los que les cuesta más centrarse y trabajar a ritmo constante, la gran mayoría está dentro de lo esperable. Vamos, que todo está dentro de la más absoluta normalidad (ya sabéis que me pondría en contacto con vosotros automáticamente si no fuera así). 😉 

Aprovecho para recordaros la importancia de dedicarle un ratito diario a leer… 😉

Por otro lado, echadle un ojillo a la carpeta viajera y preguntadles por las dos cosas que les he pedido que hagan este finde, por fi. 

Nada más por hoy.

Besos y ¡feliz finde de feria!

Teacher Laura.